Existe una gran variedad de aretes que pueden usarse con la pollera. Los más populares son los zarcillos, las mosquetas y las dormilonas, los tangos y las argollas de oro.

Los Zarcillos

Son aretes compuestos de tres piezas desmontables: una rosetita de oro o con piedras preciosas, un lacito o un par de hojitas de oro y otra pieza igual a la primera, de tamaño mayor. Al final de ésta, se eslabona una serie de plaquitas brillantes llamadas brillos que se mueven constantemente.

El zarcillo puede ser adornado con piedras de colores de diferentes formas y tamaños; los más comunes son: los rubíes, las esmeraldas, los topacios y los azabaches.

Los zarcillos con piedra negra son muy usados cuando la persona está de luto. Los otros, son más adecuados para llevar con la pollera y combinar el color que elige para los enjaretados y los gallardetes.

Hay zarcillos en forma de dormilonas, que están formados con dos monedas adornadas con bordes de tomatillos y filigranas; la primera pieza que sostiene la moneda, va sujeta al broche de la oreja; la otra, va suspendida con una media luna de brillos cintilantes.

Las Mosquetas

Hay mosquetas trabajadas con filigranas y tomatillos, adornadas con perlas legítimas o cultivadas. Las mosquetas se llaman así, porque semejan el conjunto de abejas rondadoras a las flores. Las mosquetas suelen aderezarse con un colgante ovalado guarnecido con oro, concha nácar y tomatillos.

Las Dormilonas

Son aretes formados de una moneda pequeña con sus bordes trabajados y una media luna que sostiene una hilera de brillos. Las hay con otras formas y adornos también.

Los Tangos y Argollas de oro:

Son trabajados con perlas o corales. Los que llevan lazos de oro con lágrimas son más populares en las regiones santeñas.

Los diseños de los aretes de nuestra pollera, guardan semejanza con las usadas por las mujeres de Méjico, Centro y Sur América. Hay gran variedad de modelos panameños, unos son tradicionales y otros, creaciones de orfebres populares.

El Tapa hueso o Gargantilla

Con una cruz o medalla de oro, se usa para tapar el hoyuelo que está en la garganta; lo cual es un detalle aristocrático, muy de moda en Europa, para adornar el cuello de las damas cuando llevan amplios escotes.

Las gargantillas tienen hermosos trabajos en oro bruñido, opaco, afiligranado en diferentes tonalidades, con figuras de corazones, anclas, mariposas, etc… Estas ostentan delicadas piedras preciosas, perlas y filigranas.

Esta joya es la más adecuada para sustituir la cinta de terciopelo o satín negro que se usa con una cruz o medalla en el cuello. Es de advertir que esta última, era para vestir con la pollera montuna y su uso está generalizado y aceptado para la pollera de Lujo.

Necklace