head.jewelryEl Peinetón de Corte Ovalado y Recto

En una encuesta realizada en el área del Distrito de Las Tablas, investigamos que la mayoría de las empolleradas de estas regiones, usan la peineta ovaladay con mayor frecuencia, la grande, de carey y oro, de corte recto (peineta de teja por la curva de su forma parecida a una teja), adornada con perlas, brillos o sin ellos.

El uso del peinetón de corte ovalado, no estaba muy generalizado. Las cabezas eran adornadas con dos o tres pares de peinetas: las de brillo, perlas, balcón o las que llevaban corales. Dos pares que se colocan a los lados, otro par, en el espacio que dejan éstas en la parte de atrás. El uso de la peineta ovalada se extendió hasta el extremo de la Península de Azuero, al construirse la carretera que une las provincias centrales hasta Panamá, durante la administración del Dr. Belisario Porras y fue complemento del tocado de las empolleradas.

Las Peinetas

En las regiones santeñas, poco se usaron las peinetas con robacorazones; las que existen en los cofres son adquiridas hace poco tiempo. Generalmente, las peinetas son de corte recto y sin robacorazones. A nuestro modo de ver, la espiral de oro no encaja como complemento de los adornos que llevan las empolleradas. Estas espirales, en los peines, son más usadas en Ocú y sus campiñas. Los parches o pensamientos son más populares en el resto de las provincias.

La Pajuela

Doña Matilde Obarrio de Mallet, nos dice sobre la Pajuela: "Un encantador adorno del cabello conocido como Pajuela, es una copia del puñal que algunas gitanas acotumbran llevar en el cabello". "Una de las Pajuelas de mi colección, tiene una hoja de oro sólido, exquisitamente labrada, mientras que el mango es un trabajo de arte en filigrana y perlas; en el reverso de la hoja en gancho, para sujetarla al cabello.

Los Parches o Pensamientos de Oro

Consisten en dos pequeñas laminitas cuadradas de oro, que llevan en el centro, una perla natural o cultivada. Originalmente se usaron para ocultar la caraña y aliviar las jaquecas producidas por el peso del tocado. Actualmente, sólo se llevan como adornos para asistir a ciertos festejos.